En portada




Uno de cada cinco pacientes con EAP morirá, sufrirá infarto o será hospitalizado al cabo de un año
Fecha 2006-10-26


EUROPA PRESS

14

    MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -    Uno de cada cinco pacientes con Enfermedad Arterial Periférica morirá, sufrirá un infarto, una embolia cerebral, o tendrá que ser hospitalizado por alguna complicación de sus arterias al cabo de un año. Así lo puso de manifiesto la compañía farmacéutica Sanofi-Aventis con motivo de la Jornada de Puertas Abiertas organizada en el marco del XXVII Congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), que se celebra en Salamanca.    

Sanofi-Aventis ha instalado tres carpas en puntos céntricos de la ciudad (Puerta Zamora, Plaza del Liceo y Calle de la Rúa) para la medición gratuita del Índice Tobillo Brazo, con el objetivo de realizar un diagnóstico precoz de la EAP y valorar el riesgo cardiovascular de la población, informó hoy la compañía en un comunicado.

   Según la farmacéutica, un diagnóstico y tratamiento precoz de EAP podría reducir el riesgo de futuras complicaciones vasculares (infarto de miocardio, ictus cerebral o muerte vascular) mediante una mayor atención de los factores de riesgo (tabaquismo, diabetes, hipertensión, colesterol) y un tratamiento más agresivo dirigido a la reducción de mortalidad cardiovascular.

   La Enfermedad Arterial Periférica (EAP) es la manifestación en las extremidades inferiores (piernas) de la aterotrombosis. Las arterias de esta zona sufren una obstrucción que impide fluir a la de sangre, y en consecuencia las piernas duelen al caminar. Esta situación ha provocado que esta enfermedad se conozca también como 'la enfermedad de los escaparates', ya que cuando el paciente camina se ve obligado a hacer paradas para aliviar el dolor de sus piernas, explicó.

   Según Sanofi-Aventis, los pacientes con EAP "no solo ven reducida su calidad de vida, sino que además tienen un elevado riesgo de sufrir un infarto de miocardio o un ictus cerebral, que pueden ser mortales o realmente incapacitantes". Las complicaciones cardiovasculares de la aterotrombosis constituyen la principal causa de mortalidad en el mundo occidental, concluyó.





La dirección de esta noticia es:
Ver noticias