En portada




Las Cortes piden un análisis de la Atención Primaria en el medio rural ante el reto demográfico y la cronicidad
Fecha 2016-05-19


ICAL

1

 Las Cortes de Castilla y León aprobaron hoy instar a la Junta a presentar ante la Comisión de Sanidad un análisis de la Atención Primaria y de las medidas para garantizar la accesibilidad de la población rural. 



 La iniciativa del Grupo Popular contó solo con la abstención del IU y del PSOE, que acusó a los 'populares' de "hacer campaña" llevar al pleno "estrategias electorales", mientras el resto de la oposición apoyó el texto, aunque mostraron sus dudas y denunciaron los recortes y ajustes de personal.

En ese sentido, el procurador del Grupo Popular, Alejandro Vázquez, defendió el estudio de la situación de la Atención Primaria ante el retro demográfico de Castilla y León, que recordó tiene una población envejecida y dispersa, y la cronicidad.
No obstante, destacó los 247 centros de salud y 3.652 consultorios locales con que cuenta la Comunidad, si bien justificó la necesidad de analizar la distribución de los recursos, la agenda de los profesionales, la integración con los especialistas, la comunicación interna o la promoción de la salud.
Sin embargo, la portavoz del Grupo Socialista en materia sanitaria, Mercedes Martín, consideró que la proposición no de ley es un "insulto" a la inteligencia de los grupos parlamentarios, una "fotografía negra" de la Atención Primaria a la que aseguró el PP trata de pasar el "photoshop", tras darle un "hachazo" en los últimos cinco años, que ha deteriorado la asistencia.
Por ello, consideró un "alarde" del "paripé" sobre los recursos perdidos, que cifró en 300 millones. Además, recordó la pérdida de 73 médicos y 45 enfermeras en el medio rural por la reestructuración de la plantilla.
Martín pidió potenciar la Atención Primaria con "recursos, equipamiento y material" y rechazó los eslóganes y la "letanía" que en cada legislatura el PP plantea sobre la capacidad de resolución de este nivel asistencial.
Recordó los fallos de Medora, la falta de receta electrónica, de la historia clínica electrónica o de ecógrafos. En la misma línea, Isabel Muñoz de Podemos criticó el "nuevo juego de malabarismo" del Grupo Popular, si bien apoyó la iniciativa.
La parlamentaria de la formación morada dudó de que el análisis sea "objetivo" y recoja los "recortes brutales", la baja cobertura de las sustituciones o la sobrecarga de los profesionales. Todo ello, señaló Muñoz, ha reducido la calidad de la atención sanitaria en la Comunidad. No obstante, el ''''popular'''' Alejandro Vázquez le recomendó que no caigan en la "condena por desconfiados" y negó que la iniciativa sea un "insulto" a la inteligencia de nadie, ya que indicó que es difícil en ocasiones de encontrarla.
También Ciudadanos apoyó la proposición por ser "útil", pero pidió que el diagnóstico sea "realista" y no se base en las opiniones de los directivos. Manuel Mitadiel aseguró que el nivel de calidad es "bueno" por el trabajo de los profesionales y reclamó que se revisen la evolución de las plantillas o del equipamiento y anunció otra iniciativa de su grupo para ofrecer soluciones que ya se aplican en otras comunidades.
"No todo es maravilloso", dijo el procurador 'popular', quien recordó la valoración del 6,89 que los ciudadanos del medio rural dan a la sanidad, según recoge el Barómetro Sanitario.
Finalmente, el 'leonesista' Luis Mariano Santos consideró "insuficiente" la enmienda por su "mínimo contenido", aunque votó a favor, pero reclamó al PP que no caiga en la autocomplacencia. Igualmente, José Sarrión, de IU, señaló que el texto llega "un poco tarde" pero admitió que coincide en el "diagnóstico" con el PP, pero denunció la ausencia de sustituciones, la rebaja de las retribuciones o la falta de tecnología.




La dirección de esta noticia es:
Ver noticias