Contactar
Portada
Usuarios registrados
Tópicos
Enlaces
CorreoArgo
En portada
Fuente : DIARIO INDEPENDIENTE DE CONTENIDO ENFERMERO
“La urología me ha permitido desarrollarme como enfermera asistencial, gestora, docente e investigadora, no puedo pedir más”

Isabel es enfermera de Urodinámica, Andrología y Biopsias. A pesar de que desde bien joven su sueño era poder conseguir un buen trabajo en la Unidad de Urgencias, nunca tuvo esa oportunidad. Tras trabajar en distintas unidades de especialización le ofrecieron algo con lo que todos soñamos: un buen contrato en Urología, donde lleva más de 25 años. Una experiencia que le ha permitido desarrollarse en potencia como enfermera y de la que nos cuenta todos los detalles para que conozcamos en profundidad esa especialidad que tanto le ha aportado y de la que hay mucho que aprender.

 

¿Cuáles son las principales funciones que lleva a cabo un profesional enfermero dedicado a la urología?

 

A parte de las funciones generales propias de cualquier profesional de enfermería, comunes a todas las especialidades, una enfermera dedicada a usuarios con patología o problemas urológicos realiza tareas muy variadas, dependiendo del puesto en el que se encuentre, y a la vez muy técnicas y específicas, propias del paciente urológico.

 

Todas las funciones de la enfermera  son importantes cuando hablamos de asistencia integral al paciente, pero si hablamos de funciones principales de la enfermera de urología, podríamos hablar de asistencia urológica en salas de hospitalización, educación sanitaria específica para promover la salud del aparato urológico y prevenir la enfermedad, educación terapéutica /adiestramiento para autocuidado, proporcionando al usuario el conocimiento y la habilidad necesaria para manejar su proceso urológico, poniendo además a su disposición todos aquellos recursos necesarios que puedan contribuir a su bienestar, a la recuperación  y al mantenimiento  de su salud urológica, así como acompañamiento, seguimiento y vigilancia de tratamientos, curas y realización de pruebas diagnósticas, tanto aquellas que las  enfermeras realizan de manera  autónoma, como las que realiza en colaboración con otros profesionales del equipo, y  además e igual de específicas, la aplicación de tratamientos propios de urología.

 

Algunas de las patologías no oncológicas más habituales, como la incontinencia o el dolor pélvico crónico, suponen para el paciente una carga emocional difícil de gestionar en determinados casos. ¿De qué manera se aborda la parte psicológica en el plan de cuidados?

 

Es cierto que hay problemas y patologías urológicas como el dolor pélvico, la perdida de continencia urinaria o la disfunción eréctil, entre otras, que, aunque no comprometen la vida del paciente, tiene una repercusión psicosocial y una carga emocional muy importante, ya que  restan calidad de vida de una manera considerable ,e incluso en algunos casos  generan exclusión social y pueden llevan al paciente a depresión, frustración ,ansiedad…

 

Este tipo de problemas pueden ser primarios o secundarios a otras patologías o a cirugías previas. En cualquier caso, es frecuente que el paciente verbalice su preocupación por temor a que no se solucione, por baja autoestima, desesperanza por la cronicidad, dificultad para adaptarse o incluso desesperación.

Es por esto que es fundamental establecer una relación de confianza con el paciente lo antes posible, y en eso la enfermería es experta. El paciente necesita sentirse acompañado en el proceso de cambio desde un punto de vista holístico, donde su problema sea lo más importante para nosotros. Es fundamental mantenerlos informados y poniendo a su disposición todo aquello que pueda facilitar el cambio en su situación de salud, porque, si algo tengo claro es que, el apoyo emocional al paciente facilita el afrontamiento eficaz de la situación, favorece la adaptación y disminuye el estrés.

 

¿Qué funciones concretas tiene la enfermera en el proceso de rehabilitación y reeducación del suelo pélvico? ¿Cómo se llevan a cabo dichas tareas?

 

Actualmente contamos con una unidad de Urodinámica, donde se estudia la dinámica vesical y se realizan intervenciones dirigidas a modificar estilos de vida, pautas conductuales, diarios miccionales, etc.  Pero no existe la Unidad de Suelo Pélvico como tal, de manera que la rehabilitación y reeducación no es desarrollada por la enfermería por el momento, pero si quiero resaltar que es nuestro proyecto más ambicioso para este año que acaba de comenzar. Está en marcha la creación de una unidad específica, formada por un equipo multidisciplinar y dotada del material necesario, donde las técnicas más novedosas para la reeducación y recuperación de suelo pélvico estarán incluidas en nuestras tareas diarias, como son Neuroestimulación percutánea del nervio tibial posterior, Biofeed Back del suelo pélvico, programas miccionales y entrenamiento en ejercicios de reeducación.

 

¿Qué te llevó a querer dedicarte a esta especialización?

 

Si le soy sincera, fue el azar. Desde el inicio de la carrera me gusto la enfermería de urgencias, pero curiosamente nunca trabaje allí, cosas de la vida. Tuve numerosos contratos en distintas unidades y aunque yo siempre solicitaba urgencias como destino, no fue posible. En 1992, trabajaba en atención primaria con un contrato de 1 mes y me ofrecieron un contrato indefinido en la UGC de urología del Hospital Universitario de Málaga y no puede resistirme, esa es la verdad.

 

Hoy día ,26 años después, puedo decir que la urología es una especialidad que me apasiona, he tenido la suerte de trabajar con grandes maestros como el Dr. Antonio Martin Morales y el enfermero D. Julio Aparicio Hormigo, mis maestros, que me introdujeron en la especialidad con una profesionalidad admirable, ellos despertaron mi interés por la Urología. Si analizo mi experiencia como enfermera desde mis inicios, la urología me ha permitido desarrollarme como enfermera asistencial, gestora, docente e investigadora, no puedo pedir más.

 

La prevención de determinadas patologías oncológicas, como es el cáncer de próstata, no es posible; sin embargo, en la actualidad los avances tecnológicos han posibilitado la mejora en su diagnóstico, lo que favorece en el tratamiento precoz. ¿Qué importancia tienen las campañas de concienciación y qué papel tienen los enfermeros?

 

Es cierto, por el momento, que el cáncer de próstata al igual que otros canceres, no se pueden prevenir, las campañas de concienciación tienen como objetivo general lograr cambios de comportamiento, dan información para concienciar a la población de la necesidad de la detección precoz, ya que gracias a la investigación los tratamientos del cáncer de próstata o de vejiga son cada día más efectivos, y más aún cuando el estadio del cáncer es inicial, y eso es siempre positivo.

 

La promoción de la salud y la prevención de la enfermedad son 2 conceptos imprescindibles para cualquier profesional de la salud y como enfermera considero que ambos deben estar presentes en nuestra práctica diaria, en cada contacto, en cada consulta, en cada encuentro, en cada prueba, siempre hay un consejo que dar encaminado a la promoción, a la prevención o a la detección precoz, porque como dice el refrán:  más vale prevenir que curar.

 

¿Están generalizadas las consultas especializadas de Enfermería urológica en el territorio español? ¿Qué competencias tienen? (beneficios de su implantación).

 

Hasta donde conozco, ya hay gran número de consultas de enfermería específicas de urología en los distintos hospitales de España. Cada día las enfermeras de urología nos enfrentamos a pacientes con gran variedad de problemas urológicos, utilizamos materiales muy específicos, y manejamos tecnología además de específica, avanzada, en algunos casos de manera autónoma y en otros casos colaborando con otros profesionales.

 

Todo esto exige al profesional de enfermería una preparación muy concreta de aprendizaje continuo para actualización de conocimientos y desarrollo profesional, orientado siempre a conseguir la excelencia en cuidados, no tengo claro si es correcto nombrarlas como “Consulta especializadas de enfermería urológica” pero creo que sería lo adecuado.

 

Al hablar de competencias, la enfermera además de las competencias generales comunes a todos los profesionales debe contar con competencias específicas de carácter técnico, con conocimientos y habilidades concretas que garantice el ejercicio profesional en función de la cartera de servicios de cada Centro o Unidad.

 

Quiero resaltar, por la parte que me toca, que en Andalucía el ámbito competencial  se va incrementando y cada vez más en los últimos años ,las enfermeras hemos aumentado el protagonismo en los distintos procesos asistenciales ,contamos con “La prescripción enfermera”, con  competencia para derivar, con la Enfermera de enlace ,realizamos pruebas diagnósticas y terapéuticas de manera individualizada, y esto ha supuesto tanto el  reconocimiento de la sociedad  como de otros  profesionales sin que signifique  rivalidad.

 

En el enunciado de la pregunta, me hacía referencia a los beneficios de la implantación de las consultas especializadas, creo que puede suponer una mejora en cuanto a seguridad, calidad y por tanto en los resultados, la especialización de los cuidados enfermero sin lugar a duda mejora la atención.

 

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta la Enfermería urológica?

 

En los tiempos que corren me atrevo a decir que el reto más importante de la enfermería en estos momentos es mantener y optimizar la calidad de su producto “Cuidados enfermero” para dar respuesta a las nuevas exigencias y a las demandas de la población.

 

Además, en el envejecimiento, donde la necesidad de cuidados es alta, los conocimientos son escasos, la autonomía y el autocuidado se ven mermados por la edad, la actuación de enfermería en todos los casos ira encaminada no solo a la promoción, prevención y asistencia, sino que deberíamos dedicar una parte importante de nuestro esfuerzo a empoderar a los usuarios, a fomentar el autocuidado y siempre que sea necesario, implicar a la familia y a la comunidad.

 

Por otro lado, y más que un reto, una necesidad, según el FIS (Fondo de Investigaciones Sanitarias de la Seguridad Social), la enfermería debe seguir generando conocimiento científico mediante la investigación ya que es la única manera de asegurar la evolución de la práctica asistencial y el desarrollo de la profesión enfermera.

 

Si un profesional enfermero quiere dedicarse a esta área, ¿qué formación precisa? (cursos, máster, etc.)

 

Actualmente la oferta formativa para enfermería es cada día más amplia y podemos acceder a Master, Cursos, Expertos, Talleres, Congresos…  impartidos por organismos públicos o privados que permiten al colectivo adquirir conocimientos muy específicos y que se adapten a las necesidades de cada profesional y de cada unidad. Dependiendo de cada centro y de cada puesto, la enfermera precisa de una formación específica para poder desarrollar su práctica clínica diaria, aunque en todos los casos si es importante tener conocimientos de anatomía del aparato urológico, fisiología, farmacología y patología urológica, procedimientos y cuidados urológicos más comunes, material urológico básico, metodología e investigación.

 

Actualmente el Ministerio de Educación reconoce siete especialidades en Enfermería como son Enfermería Obstétrico-Ginecológica (Matrona), E. Salud Mental, E. del Trabajo, E. Geriátrica. Pediátrica.  Familiar y Comunitaria y E. Médico – Quirúrgica.

 

La especialidad de Enfermería Urológica no está reconocida entre las especialidades hoy día, de forma que las consultas de enfermería  urológicas están atendidas por enfermeras generalistas cualificadas, con formación específica  para cada puesto, donde además del   contenido curricular mínimo, los conocimientos, habilidades y actitudes son adquiridos mediante formación o reciclaje en unidades similares, con el fin de adquirir las competencias teóricas ,prácticas y técnicas necesarias para asegurar la calidad de la atención especializada.

 

 

 

Puede encontrar toda la información relativa a este artículo en el enlace

 

https://www.enfermeria21.com/diario-dicen/la-urologia-me-ha-permitido-desarrollarme-como-enfermera-asistencial-gestora-docente-e-investigadora-no-puedo-pedir-mas/

 

Principal
· Portada
· C. Deontológica
· Archivo de noticias
· Asesoría Profesional
· Avances e-León
· Biblioteca pública
· Bolsa de Empleo
· Carrera Profesional
· Clasificados
· e-formContinua@SV
· Enlaces
· Envíanos tu noticia
· Estadísticas
· Examenes
· Formacion Continuada
· Legislacion
· Libro de Visitas
· Noticias enfermeras
· Oposiciones
· Pedir Cuenta Correo
· Política Privacidad
· Protección de datos
· Top 10 Nuevo!!
· Tu cuenta
· Tus sugerencias
· V unica

Correo Web

Consulta tu cuenta de correo


Campus Virtual

Revista On-line

Usuarios
Nombre Usuario

Clave Acceso

Codigo de Seguridad: Codigo de Seguridad
Introduce el Código de Seguridad

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Ventanilla Única
Accede a la Ventanilla Única del Colegio de Enfermería de Le&oacutes;n

PRESENCIAL


Colegio León
 Nuestras Sedes
 Boletines
 Formación
 Biblioteca
 Club Viajes
 Cód. Deontológico

A.M.A.


PSN


Asisa

Enf. Facultativa


Le�n Enfermer�a

 


Consultar revistas antiguas aquí

 Anexo y Normas de publicación de manuscritos


Buscar




Aviso legal |2003-2015 Colegio Profesional de Diplomados en Enfermería de León© Reservado todos los derechos